Google+ Badge

Google+ Followers

Infolinks In Text Ads

.

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

.

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

Creative Commons License Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons. PELICULAS PELICULAS on line JUEGOS BEN 10 VIDEOS + DIVERTIDOS LA BELLA SUDAFRICA RINCONES DEL MUNDO COSMO ENLACES DIRECTORIO PLANETARIO CREPUSCULO CORTOS DE CINE SALIENDO DEL CINE SERIES Carro barato japon Cursos first certificate en bilbao
INFOGRAFIA ESTORES ALQUILER DE AUTOS EN LIMA HURONES POSICIONAMIENTO WEB ¡Gana Dinero con MePagan.com! Herbalife Amarres de amor Union de parejas Desarrollo de software a medida Bolas chinas Comprar en china Amarres de Amor Hosting Peru Noticias Anime Actualidad de cine Ver peliculas

Las tres leyes robóticas 1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño. 2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto cuando estas órdenes están en oposición con la primera Ley. 3. Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no esté en conflicto con la primera o segunda Leyes. Manual de Robótica 1 edición, año 2058

-

-

.

-

Seguidores

domingo, 19 de abril de 2009

EL BRUJO CAUTIVO --- Christopher Anvil

EL BRUJO CAUTIVO
Christopher Anvil
.
El capitán de la guardia Skeerig Klith alzó la vista cuando el primer teniente
Ladigan Grul entró con aspecto alicaído.
-Señor -dijo Grul, tendiendo un manojo de papeles.-- la compañía de combate
acaba de traer un extraterrestre.
Grul sonrió mostrando unos considerables caninos. Klith tendió la mano para
tomar el informe, y en su excitación clavó sus uñas en los papeles.
-Parece demasiado bueno para ser verdad -dijo alisando el informe sobre su
escritorio-. Esos cobardes gusanos emplean siempre sus mágicos poderes para
escapar.
-Este tropezó y cayó de todos modos. Y con el debido respeto, señor, no es
mágico. La opinión actual es que han logrado una ciencia más avanzada que la
nuestra. -¿y cuál es la diferencia de ese avance logrado?
-Señor -protestó Grul- por muy avanzada que esté, la ciencia no es brujería.
Klith dio un bufido.
-Esos extranjeros bajaron del firmamento. Van a través de la atmósfera en un
periquete. Si desean algo, apuntan una vara y lo obtienen. Si desean zafarse de algo,
apuntan con su vara...y ya está. Los hemos visto controlar sus máquinas por voz. ¿No
es eso brujería? ,
- Mediante un proceso perfectamente natural de desarro científico dando un paso
cada vez...
- Quizá los brujos obtengan sus poderes mediante un proceso natural de
desarrollo, paso a paso. De todos modos, ¿qué diferencia supone? Si uno no
comprende algo, se trata de magia, ¿no es así?
-Señor, de este modo todo es magia fundamentalmente.
-Exacto -dijo Klith-, y en este caso, como dije, lo que emplean es magia. Bien,
¿dónde está el prisionero?-
Grul abrió su boca y luego la cerró. Con voz ahogada respondió.
-El prisionero se encuentra en el Bloque Central Celular,Nueva Andana, señor.
-H-m-m-m -Klith hojeó el informe-. Ese tipo fue capturado al pie del Monte de la
Daga. Al parecer, su vehículo funcionó mal y fue llevado al Laboratorio
Tecnológico del Distrito para su examen. ¿Supongo sabrá usted, Grul, que nuestra
ofensiva para destruir el nido principal de esas cobardes sabandijas extraterrestres ha
sufrido una pequeña impedimenta ?
Las orejas de Grul se aguzaron.
. -No, señor. Todo lo que sé es que nuestro bombardeo es .tan intenso que puede
ser oído a enorme distancia.
-Por desgracia mete tanto ruido cuando yerra, como cuando da en el blanco.
-Pues su base está bien a la vista.
-Pero hay una especie de coraza cristalina, espesa, elástica e invisible, entre
nuestra artillería y su base.
Grul meneó la cabeza disgustado.
-Siempre hay algo.
-El prisionero puede sernos muy útil.
-¿Quiere usted decir que podemos interrogarle sobre esa barrera?
-Exactamente. De hecho podemos interrogarle sobre todos sus dispositivos.
Posiblemente podamos descubrir a qué han venido aquí. Eso sobre el goroniuk es
evidentemente un simple pretexto. Grul asintió.
-¿Quién querría tal material inútil? Simplemente, el caminar cerca del goroniuk
pone a un hombre enfermo, y se le cae la piel a pedazos. ¿Debo subir al
extraterrestre?
-Juegue al "zango" con él durante un rato. Eso le pondrá en estado mental de
cooperación, y si el Supremo Cuartel General manda a por él, estará indemne.
Grul sonrió con una mueca, volviendo. a mostrar sus caninos. El "zango" se jugaba
con doce piezas por cada lado. Los hombres se movían a saltos y los saltos eran
largos.
Hedding estaba sentado muy irritado en la celda, ojeando el mobiliario. El catre era
demasiado corto, y su anchura sólo le permitía estar en él hecho un ovillo. Además se
hallaba tan desvencijado que sólo parecía servir para limarse las uñas. En el rincón
había una caja de arena, y en la pared trasera de la celda un agujero redondo, de un
diámetro de unos veinte centímetros, cubierto por una tapa de hierro y cuyo objeto era
un misterio para Hedding. Como alimento le habían traído un trocito de una mezcla de
pescado y queso, llamado sznivtig, de penetrante olor. También le dieron un cuenco de
agua. Hedding bebió el agua, examinó atentamente el alimento, lo enterró en la arena y
se tendió de espaldas en el catre, colgándole los pies por el borde. Se fijó entonces en
la opaca bombilla del techo, cuyo interior metálico sugería la fase de la ciencia en el
planeta. Se le ocurrió a Hedding que debería haber allí alguna clase de oportunidad.
¿Pero cuál?
Y en aquel mismo instante, hubo un traqueteo en la puerta.
Una criatura de grandes pupilas redondas crispaba sus bigotes y le apuntaba con
un arma,la cual tenia una bayoneta que se curvaba hacia abajo como una garra.
Hedding, a pesar de su acondicionamiento, apenas pudo comprender la rasposa
voz :
-¿Ha comido ya?
-Todavía no. No tenía hambre.
-¿Tuvo pues buena suerte?
Hedding miro de soslayo en torno a la celda.
-¿Buena suerte? No, que yo sepa.
, El carcelero se encogió de hombros, con rostro inexpresivo, diciendo :
-Coja su sznivtig y sígame.
-¿A dónde?
-Celda bloque C. ¡ Ea!, deje la colchoneta y vámonos.
Hedding siguió al carcelero a través de media milla de oscuros pasillos y acabó en
el interior de una celda idéntica, con los mismos accesorios exactamente que la
anterior. Quince minutos después hubo otro repiqueteo en la puerta, y una nueva voz
dijo :
-¡ Eh, usted! ¡ Sígame !
Refunfuñando para sus adentros, Hedding siguió al guardián durante diez minutos,
bajando una escalera de caracol para volver a encontrarse en una celda semejante a
las otras, y para que también, al cabo de unos veinte minutos rechinara la puerta y se
oyera una nueva voz :
- ¡ Prisionero ! ¡Atención! ¡ Sígame !
-¿Qué diablos pasaba con esta celda?
- ¡ Silencio ! ¡ No ha de hacer preguntas ! ¡Sólo tiene que obedecer!
Lanzando maldiciones para su capote, Hedding siguió al guardián, recorrió durante
veinte minutos a lo largo de pasillos iluminados con mortecinas bombillas, luego fueron
subiendo ambos una escalera circular, luego, otra escalera circular, y de nuevo por otro
corredor hasta una nueva celda, cuya puerta se cerró tras él con seco sonido metálico,
para que al cabo de otros cinco minutos una nueva voz dijera, jovialmente ahora:
- ¡ Prisionerol ¡ Oído atento ! ¡ Vamos a llevarle a una nueva celda ! ¡ Coja su
sznivtig y sígame!
El capitán de la guardia, Skeerig Klith, empujó el mensaje a través del escritorio al
teniente primero Grul, quien leyó en voz alta : " Es imperativo que el prisionero sea
interrogado por métodos científicos. Son contraindicados los sistemas de
desmembramiento, hierros candentes, suspensión y similares, que deterioran la
claridad de la mente. Unicamente se permite un interrogatorio preliminar en espera de
mi llegada inminente. Queel Snnorriz, Sicólogo del Estado Mayor."
- ¡ Ese zopenco ! --comentó Klith-. Con toda seguridad va a mimar al extraterrestre.
¿ Recuerda usted cuando pusieron al cretino al cargo de aquella pandilla de prisioneros
" duros" ?¡ Iba a " desatar los recuerdos subconscientes que causaban su conducta
amoral y antisocial !
-¿Quién podría olvidarlo? -asintió Grul-. Los prisioneros convirtieron la Central en
una fortaleza, colgaron por el rabo a ese asno de Snnorriz y amenazaron con cortar en
rodajas a los guardianes si no conseguían lo que querían.
Klith asintió a su vez, sombríamente. -y entonces, cuando fue la División de Hierro
para enderezar el jaleo, ese estúpido se quejó de que su terapia había sido
interrumpida.
-Lo debieran haber liquidado accidentalmente en la trifulca.
Klith se encogió de hombros.
-No hay que darle vueltas al hecho de que es primo del Emperador y también alto
personaje en el Jerarcado Escolástico.
Con respecto a locual - dijo Grul. me parecería lo más conveniente reunirlos a
todos en un lugar,y darles un buen...
, -Chitón -dijo presuroso Klith, mirando nerviosamente en derredor-.Nada de eso. -
Carraspeó, abandonó su banqueta y probó sus uñas en el más próximo lugar de
afilado-.Nuestro problema inmediato es el pr'sionero. ¿Cómo se ha portado?
Los labios de Grul se extendieron en una mueca.
-Estuvo paciente en los cuatro o cinco... ah... movimientos del juego. Pero luego
desarmó a un guardián, fue reducido por el oficial y ahora está en un estado mental
bastante deplorable.
Klith asintió.
-Excepto por esa lucha -que la provocó él mismo - nada debe dejarle señales.
Llévelo al piso más bajo de la Antigua Andana. Que dé un vistazo a donde podemos
ponerle si se nos antoja. Yo voy a dar un sueñecito. Cuando despierte,quiero que me lo
traigan aquí.
Hedding, tocándose un chichón en su cabeza, siguió a la borrosa figura por el
pasillo de mortecinos ecos, pasando ante las hileras de silenciosas celdas. Carraspeó e
intentó recordar si su guardián era benévolo. Había habido tantos guardianes y tantas
celdas, que unos y otras, comenzaban a darle vueltas en el cerébro.
-Dígame -preguntó-, ¿están ocupadas esas celdas?
Un eco rebotó de alguna parte, y luego otro más débil.
-¿Eh? -dijo el guardián.
Hedding esperó a que los ecos se extinguieran y repitió la pregunta.
E! guardián gruñó :
-La mayoría de las de este bloque están vacías. Cuidado con su cabeza. Vamos a
bajar más.
Fueron bajando por una escalera en espiral, espiral tras espiral llegaron a sumirse
tanto en la lobreguez, que Hedding comenzó a sufrir la ilusión de que aquella escalera
circulaba hacia arriba bajo sus pies y que cuanto hacia él, era mover las, piernas para
permanecer en el mismo sitio.El guardián lanzó una tosecilla de excusa.
-No necesitaba haber bajado su sznivtig. Ellos le seguirán en seguida.
Hedding, aturdido por tantas vueltas, dijo estúpidamente :
-¿Ah, sí?
-Tan seguro como la muerte y los deméritos -dijo el guardián-. Vea de no dormirse.
Atrape unos cuantos de ellos,retuérzales el cuello, y tírelos a los demás. Manténgalos
ocupados. Si hay demasiados, trepe a donde sea y tome un respiro.Asegúrese bien,
pues esos bichos pueden brincar.
Algo de esto se filtró en la conciencia de Hedding, y se despabiló al notar el moho
bajo sus pies,y el cambio en el ocasional sistema de iluminación. Allá abajo tenian
lámparas de gas, con ondulantes llamas luminosas.De súbito hubo un ruido de
correrías, el guardián se inclinó y se sintió un chirrido, un chasquido y un sordo
baqueteo de precipitado correr y como de un multitudinario escurrirse.
-Sólo unos pocos niveles más -dijo el guardián.
De las escaleras de arriba estaban cayendo gotas, el aire era húmedo y las luces
mostraban oscuras paredes rezumantes.
-Cuidado con el siguiente peldaño -le previno el guardián.
Hedding lo franqueó cautelosamente. De arriba provino el sonido de un portazo.
Tras ellos seguía el compañero del guardián, por si Hedding intentaba algo. El guardián
de delante dijo.
-En el interior de esta hilera de celdas -lo que llamamos la Antigua Andana- las
luces son de gas. Cuidado al andar.
Dejaron la escalera con un chapoteo. Directamente delante en su camino, un bicho
negro del tamaño de la mano de un hombre recorrió una especie de tela de araña. El
guardián se apartó a un lado y lo indujo a entrar en una celda con agua en el suelo, un
bicho muerto. cubierto con moho color naranja en el agua, y un catre desnudo y casi
cuadrado con hongos en su maderamen y su cabezal apoyado contra la pared trasera.
Brillaban ojos aquí y allá en la oscuridad. Una húmeda corriente de aire que olía a ajo
sopló de la dirección por donde habían venido e hizo ondular las llamas de gas, y
largas sombras revolotearon sobre las paredes y el suelo.Hedding miró incrédulamente
en derredor.
El guardián restregó una placa metálica sujeta a los barrotes y ojeó una tira de
papel.
Esta es en efecto la celda en cuestión. Pero también es la porquería mayor que he
visto desde que Snnorriz tomó la dirección de la Prisión Central.
El segundo guardián se hallaba ahora en el pasillo.
- ¡ Ea, enciérralo y vámonos de aquí !
-Mira esos stobclers con sus ojos brillando a la luz.
-¿Qué crees que estoy mirando?
-¿Qué quedará de él cuando volvamos, si lo dejamos aquí?
-Ese es asunto suyo, y no nuestro. Nosotros no hacemos sino cumplir órdenes.
Ponedlo en la Celda 6t 42e. Esta es la Celda 6t 42e, Antigua Andana. Las órdenes
son órdenes.
El primer guardián frunció el entrecejo y, de mala gana metió una llave grandota en
la cerradura, haciéndola girar con rechinamiento de metal enmohecido.
Hedding estaba ahora completamente despabilado. Una rápida ojeada a los
guardianes le mostró que únicamente podía esperar vencer a uno y que habría de
luchar con desventaja con el otro, pues iban armados con largos cuchillos con los que
no estaba familiarizado. La victoria le hubiese dejado en una prisión laberíntica, donde
podía ser reconocido a simpIe vista. La fuga no parecía probable, pero acaso ayudase
el hablar.
-Seguro como la muerte y los deméritos -dijo razona blemente- que van a querer
interrogarme más tarde
El segundo guardián tenía desenvainado su cuchillo y miraba nervioso en derredor.
-Eso no es cosa nuestra.
-¿No? -replicó Hedding-. Si quieren interrogarme y no pueden, ¿a quién habrán de
achacárselo?
Hubo un silencio caviloso, durante el cual pudo oírse el rasgar de muchas garras
pequeñas.
El guardián primero miró al segundo.
-¿Qué hacemos?
-Nos dieron órdenes.
-Para encerrarlo y no para ejecutarle.
-Si no lo hacemos, desobedeceremos las órdenes de encerrarlo.
Hedding dijo :
-Uno de ustedes puede quedarse aquí, e ir el otro a consultarlo con ellos.
-Las ordenanzas dicen que debemos estar juntos. De otro modo usted podría
acaso dominar a uno de nosotros, apoderarse de nuestro cuchillo y uniforme y salir
afuera.
-Yo soy un extraterrestre. No podría nunca conseguir franquear la guardia.
-No importan'a si fuese usted un cangrejo de dieciséis patas con ojos acechantes.
Es lo que dicen las ordenanzas, y no se discuten las ordenanzas.
-Las ordenanzas deben decir . algo sobre poner a prisioneros en celdas que no
están en condiciones de ser ocupadas y sobre matar a prisioneros a los que se desea
interrogar.
El primer guardián lanzó un juramento, empujó a Hedding al interior de la celda,
comprobó la cerradura y se volvió al segundo guardián.
-Vé y sube las escaleras.
Tan pronto como se fue el segundo guardián, el primero gruñó;
- ¡ Ah, estos stobclers están aquí por todas partes ! Será mejor que máte a algunos
para tener ocupados a los demás.-Desenvainó su Iargo cuchillo y blandiéndolo lo
asestó aquí y aIlá, y Iuego gritó -: ¡Así hay que hacer! ¡A por ellos! ¡Aquí vienen
millones!.
De hecho, los relucientes ojos estaban a casi la misma distancia que antes, aún
cuando en número cada vez más creciente. Sin embargo, eI cuchillo estaba ahora
dentro de Ia ceIda de Hedding.
El guardián atrancó Ia puerta. El repiqueteo en la escalera indicaba a Hedding que
el otro guardián no se daba mucha prisa. Agradecido, tomó eI cuchillo y miró en
derredor. Con lentos movimientos, los bichos aquellos comenzaron a dirigirse hacia él.
El capitán de la guardia Skeerig Klith mantuvo Ias manos planas sobre la mesa
para que sus uñas no rasgasen la madera.
-Sí-rezongó -. El prisionero es aproximadamente de nuestro tamaño y tiene Ia
misma configuración general.
El teniente primero Grul añadió.
-Sus dedos son más largos y delgados, docto señor, y sin uñas retráctiles.
Pero, de todos modos, parece manejar las cosas lo mismo.
-Comprendo. -Su visitante se hallaba a horcajadas sobre la banqueta, sosteniendo
un generador de gas encajado en una ancha cabilla de plata. Este generador era un
cilindro negro recubierto de cera, aproximadamente tan largo y grueso como el dedo
primero de un hombre. Rodeando su exterior había tiras espirales de decorativo
labrado de plata y oro, las cuales ardían lentamente a medida que sE consumía el
generador y añadían su propia fragancia peculiar a la general fumigación.
El capitán Klith apartó su banqueta echándola hacia atrás de la mesa y lanzó una
ojeada a las ventanas, las cuales estaban abiertas, pero sin que hubiese el más leve
asomo de brisa.Klith carraspeó.
-S i prefiere usted solazarse con su generador allá afuera, junto al parapeto,
sicólogo Snnorriz, proseguiremos la conversación más tarde.
Snnorriz no respondió en seguida, sino que aplicó sus labios plegados al extremo
del generador. Una expresión de exquisito refinamiento apareció en su rostro cuando el
extremo opuesto resplandeció vivamente y se consumieron las tiras de plata y oro en
nubes de humo gris. Klith miró en derredor, con desespero. La habitación tenía una
chimenea ventiladora, que había sido dejada desde los días en que, al igual que las
celdas, había tenido luz de acetileno y expulsaba los humos. Pero el ventilador tomaba
la mayor parte de su corriente de un chorro de llama ardiendo en la chimenea. Y esta
llama había de ser encendida. Klith tanteó con el pie bajo su mesa hasta dar con el
polvoriento pedal impulsor, el cual, suponiendo que funcionase aún, habría de
encender la llama del ventilador.
En el interín, el sicólogo, con expresión de inefable sapiencia, exhaló una hirviente
nube "verde gris" en dirección el capitán de la guardia.
Klith apretó con fuerza el pedal. Se produjo un ruido seco,como el de un taponazo,
seguido por un débil bramido. Mas nada sucedió. La válvula debía estar obturada, o lo
que era peor, podía haberse abierto, pero fallado el gastado pedernal. Probó de nuevo
con más fuerza.
Se produjo un fogonazo.
¡BANG!
La estancia pareció dar un brinco. Una nube de partículas de polvo mezcladas con
trozos de piedra y migajas de mortero cayeron como una ducha, seguidas por un
llameante nido del tamaño de los puños de un hombre, y lleno de singulares trocitos de
antiguos anillos y relucientes monedas, y del cual huyó chillando al posarse en la
ventana próxima un pequeño pájaro púrpura. Por un golpe de suprema buena fortuna,
el nido ardiendo y su cargamento de cachivaches aterrizó sobre la cabeza del sicólogo.
En el caos de los siguientes minutos, con Snnorriz dando saltos por la habitación como
un loco, fue sencilla tarea para Klith el zafarse del generador, con cabilla y todo.
Mientras se estaba felicitando a sí mismo, apareció un cabo en el dintel de la
puerta, miró al chillón Snnorriz con asombro, y enfrentándose luego a Klith saludó.
-Señor, tenemos a un par de guardianes en la antesala.Según dicen, ese brujo
extraterrestre está abajo en la Antigua Andana a punto de ser devorado por hordas de
stobclers. ¿Quiere que les dé su merecido por molestarle a usted sobre eso?
Snnorriz dio una patada en el suelo y gritó :
-¡Bárbaros! ¡ Reptiles prehistóricos! ¡ Traigan al prisionero indemne aquí arriba, o
mi primo el Emperador sabrá de ello !
Hedding se hallaba ahora a través de los barrotes, apoyándose en el travesaño del
pesado marco, con su brazo izquierdo y ambas piernas enganchadas en las barras
verticales, y el brazo derecho pendiente y armado del largo cuchillo, asestándolo contra
los bichos y matando los suficientes para tener satisfechos a los demás.
En alguna parte del exterior, lo sabía, la expedición dispondría de aparatos
automáticos para su búsqueda. Un minúsculo transmisor en el interior de su cuerpo
estaba emitiendo una débil señal que, más pronto o más tarde sería detectada.
Lo malo era que aún después de que lo encontrasen, habrían de llegar a donde se
hallaba él. Si pudiera salir al exterior serían mucho mejores sus probabilidades de ser
y recogido.
Justamente entonces, voces de prevención y sonido de metal en el hueco de la
escalera, le indicaron el cauteloso descenso de un considerable cuerpo de guardia.
-¡Media vuelta! - ordenó una voz conocida- Vosotros, los cuatro de la retaguardia,
mantened la entrada. ¡En aquella dirección! Avanzad a la celda sexta de la décima
hilera, y .matad tantos de esos bichos como podáis y echadlos al pasillo.¡ En marcha ! .
El sonido metálico, el chapoteo y la especie de barullo se fueron acercando.
Luego, escudriñando pasillo abajo, Hedding vio a los felinos guardianes al resplandor
ondulante de las luces de gas. Le acometió el apremio de la fuga al ver a uno de los
guardianes hacer una pausa para comer un gran stobcler. Los boquetes de las paredes
de la celda le sirvieron de ayuda.
-¡Está bien! -gritó la conocida voz-. ¡Bajad por ese pasillo !
Hubo un áspero rechinar dellaves y un crugir de la puerta de la celda. .
-¡Pero dónde diablos...!
Hedding saltó al suelo. Sus entumecidos músculos casi le fallaron cuando devolvió
su arma al guardián, diciendo.
- Gracias por su cuchillo. .
El guardián lanzó una rápida ojeada en derredor.
-¡Vaya lugar! -murmuró, yendo adelante para cerrar una portezuela mohosa sobre
un boquete, en el que relucían varios pares de ojos como abalorios-. ¡ Aj ! Basta para
quitar el apetito a un hombre. Tantos a la vez hace estremecerse la piel-. ¡ Eh. los del
pasillo! ¡ A las escaleras de nuevo! ¡En marcha!-. Tomó de un brazo a Hedding y le
sacó de la celda, cerrando luego la puerta-. Está bien, compañeros, ya tenemos al
prisionero y podemos salir de ésta sin un demérito ¡Pero que a nadie le entre el pánico
en esos peldaños, o le voy a arreglar yo mismo las cuentasl ¡Andandol
- Hedding miró con curiosidad hacia arriba.
-¿Para qué sirven esas lámparas de gas?
-Gas incandescente -respondiá el guardián-. Lo traen en bidones de gas pobre, y
los ingenieros los sumen en grandes tanques de agua, donde se produce la ebullición.
Lo emplean para iluminar toda la prisi6n. ¡ Eh, tú, el de delante ! ¿Es que te has
pegado a los peldaños? ¡Muévete!
El desfile siguió serpenteando hacia el piso superior.
En el despacho del capitán de la guardia, Queel Snnorriz se inflamó de ira.
La propia Emperatriz me dio esa cabilla de platino. Va a sentirse afligida si
aparezco sin ella. Desde luego, puedo decirle las circunst...
El teniente Grul le atajó secamente.
-Cuando dio usted un brinco, docto señor, me parece el generador y su cabilla se
fueron juntos por la ventana.
El capitán Klith estaba volviendo a respirar a pleno pulmón aire fresco, pero las
sugerencias y amenazas de Snnorriz sobre la Corte Imperial le estaban comenzando a
poner los nervios de punta.
El sicólogo carraspeó.
-Estuve en la Sala del Trono el otro día, en ocasión en que Su Majestad
examinaba las listas de Eficacia Semi-Anual de los jefes de servicio. El emperador
puso su dedo en uno de los nombres y me dijo. " ¿Qué opinas de este indivíduo?" yo
me volví hacia él y...
Entró un cabo, lanzó una dudosa mirada al sicólogo y saludó a Klith.
-Señor, han traído aquí a ese extraterrestre.
-El Príncipe heredero -estaba diciendo Snnorriz- admiraba esa cabilla...
Klith, que normalmente era un patriota, jamás se había sentido tan anarquista.Se
puso de pie malhumorado, miró a traves de la ventana y señaló a un lugar diciendo :
-En aquel parapeto de abajo está su preciosa cabilla. Voy a enviar a un guardia
para.. -Klith parpadeó. La cabilla, con su labrada y destelleante cabeza argentada,
estaba oscurecida por un ligero empañado purpúreo. Sonó un triunfal graznido, y el
parapeto se quedó vacío.
-¿Dónde está? -restalló Snnorriz, acodado junto a Klith-. Usted dijo...
-Un ave de presa acaba de salir volando con ella. ¿Puedo yo hacer algo contra
eso?
-¿No esperará que crea...?
Al fondo, podía oirse al primer teniente Grul ordenando perentorio al cabo :
-.¡Tráigalo aquí en seguida !

Klith y Snnorriz seguían aún dándose grandes voces.
-Señores -anunció el cabo con voz comedida dirigida a un anfiteatro exterior -.ahí
está, bajo custodia el BRUJO EXTRANJERO.
Snnorriz y Klith giraron sobre sus talones como sobre pivotes.
Hedding estaba intentando deducir lo que sucedía, cuando los guardias le
empujaron de pronto hacia adelante.
-¡EL BRUJO EXTRANJERO -bramó una voz-.¡ bajo custodia!
Hedding fijó la mirada en un felino de aspecto malvado, con túnica de cuero,
acompañado por un dandi de casta superior, con atuendo de terciopelo negro y blanca
gorguera, que portaba una grácil daga de cincelado pomo al costado, y cuyos bigotes
tenían los extremos puntiagudamente retorcidos y enhiestos.
Hedding lanzó una ojeada a la estancia de varias ventanas, alzó la vista ante un
débil bramido que emanaba del techo y estuvo a punto dehablar, cuando un sonido
atronador pasó sobre sus cabezas. Hedding hubie se dado no sé qué por asomarse a
Ia ventana, pero un guardia le sujetaba por cada brazo.
El felino de malvado aspecto miró hacia la ventana.
-¿Qué es ese ruido?'
Un guardia se presentó en la puerta.
-.El vigía del firmamento acaba de lanzar la alerta, señor. Hay arriba uno de los
aparatos voladores de los extraterrestres describiendo círculos.
El felino con la túnica de cuero dijo :
-Di al vigía que nos comunique si desciende más. Ya ven, caballeros, los
extraterrestres están buscando al aquí presente. El hecho de que estén describiendo
círculos sobre nuestras cabezas, demuestra que saben exactamente donde está.
Hemos de considerarlo así.
-Es difícil señor -dijo un segundo felino vestido también de cuero, pero con distinta
insignia-. El individuo no tiene herramientas, equipo o arma alguna. Ni siquiera tiene
garras, señor.
-Recuerde... es un brujo.
Esta vez fue el felino de terciopelo quien habló, tras haber soltado una risita
condescendiente.
-Ustedes, los de la milicia, pueden luego emplear tal incorrecta terminología, si
conviene a sus naturalezas. Nosotros los del Jerarcado Sacerdotal de la Sabiduría
Científica, hablamos con más propiedad. -El enrarecimiento del ambiente que siguió a
este pequeño discurso, pareció no ser notado por el orador, quien prosiguió
. -Todo lo que ellos tienen es, simplemente, nuestro conocimiento llevado un poco
más allá. Sólo Io han refinado algo más. "Brujo". Nohay en absoluto tal cosa. ¡"Brujo" !
¡ Cómo, Ies apuesto a que este individuo tan vulgar como parece, podría encajar muy
bien en uno de nuestros estamentos menores!
Dígame, amigo, ¿ a qué Gran Rama del Arbol Madre se ase usted... Materia,
Energía, Cuerpo o Mente? Hable ahora.Hedding decidió que un ingeniero de minas
estaba más próximo a la materia que a las Otras tres cosas, y dijo sumisamente.
-A la materia, señor.
-¿y cuál podría ser su especialidad?
-La minería de goroniuk.
El felino de terciopelo pareció indulgente.
-Así dice usted. Pero, ¿para qué necesitaría alguien el goroniuk?
Hubo un rumor muy en lo alto.Si Hedding pudiese atraer la atención, el controlador
de a bordo podría hacer descender a un aparato observador, el cual disponía de un
espacioso compartimento de pasaje, y llevaba alimentos, agua y armas. Mas primero
tenía que llamar su atencitención. El felino de malvado aspecto y túnica de cuero, sacó
una correa con tachones de acero en un extremo.
-Va a ser usted interrogado, prisionero -dijo-. La , pregunta fue : ¿ Para que
necesitaría alguien el goroniuk ?
- ¡ Ahórreme esa crudeza! -intervino el felino de terciopelo-. He venido dispuesto a
tratar este asunto a mi manera.
-No va a llegar a ninguna parte mimando a los prisioneros. Con unos cuantos
latigazos escuchan más atentamente la siguiente vez que se les habla.
-Tonterías. Con ese sistema se consolida su oposición o se les lleva bajo tierra. Mi
método hace aflorar las resistencias sumergidas, a una superficie en la que podemos
contender con ellos sicológicamente-. Lanzó una ojeada a Hedding-. ¿Qué método le
parece más científico a usted?
-. El que usted menciona, incuestionablemente.
El felino de cuero lanzó un desdeñoso bufido.
El felino de terciopelo se volvió a Hedding, mostrando su dentadura con sonrisa
fraternal.
-Venga conmigo. Considéreme como amigo.
El capitán de la guardia, Skeerig Klith, paso la hora siguiente sumido en un
profundo aburrimiento. Mientras trabajaba en su escritorio, podía oír a Snnorriz
llevando a cabo su interrogatorio en una habitación contigua. Aquel no se parecía en
nada a los interrogatorios que efectuara Klith. En lugar de las tajantes preguntas Y
respuestas, con los ocasionales chillidos del prisionero al aplicarle los medios
oportunos para desliarle la lengua, ahora se oían risas de camaradería e interminable
conversación. En una palabra, Snnorriz se mostraba mucho más amistoso con el
prisionero que lo era con Klith.
En un momento en que el teniente Grul estuvo con él, Klith comentó una
estrepitosa risa en la otra habitación, diciendo :
-Escuche eso. El pisaverde ese parece más contento con el extraterrestre que con
nosotros.
Grul gruñó asintiendo y miró a través de la puerta.
-Ahora fuman en un chomizar.
Klith echó un vistazo. En efecto, allá estaba el burbujeante recipiente de cristal con
sus quince metros de tubería flexible, en rollos por toda la habitación. El sicólogo
fumaba a través de una boquilla, y el extraterrestre admiraba el primor de otra.
Klith rezongó :
-.Eso basta para revolver las tripas. Sin embargo, quiero admitir que está
obteniendo alguna información.
La voz del extraterrestre estaba diciendo :
-.Sí, la atmósfera de este planeta es muy parecida a la del nuestro. Allí la
composición es de aproximadamente veinte por ciento de oxígeno, setenta de
nitrógeno, dos de amoníaco y el resto de anhídrido carbónico, vapor de agua y gases
inertes.
-Muy interesante -dijo una voz extraña- Nosotros no tenemos amoniaco libre.
Me pregunto por qué...
Grul miró de soslayo.
-¿Quién es ése?
Klith fisgó en el interior de la habitación y vio a un individuo delgado de tez
descolorida y una oreja chamuscada, quellevaba un ropón negro con estampado de
blancos planetas, estrellas y cometas, y una cadena de plata en torno al cuello,de la
cual pendía un frasco de áureo chispear.
Klith gruñó.
-Es algún químico. Parece de elevada posición en el Jerarcado.
El extraterrestre estaba diciendo :
-Se desprende de las fisuras volcánicas. No sé la causa,yo soy tan sólo un
ingeniero práctico en minería.
-Sin embargo -replicó la voz del químico-, su testimonio puede ser interesante para
nosotros. Por ejemplo, hemos sufrido deterioros de tejidos por un rastro de amoníaco.
-Es extraño -manifestó el extraterrestre-. En nuestro planeta siempre llevamos
botellas de él con nosotros para aspirarlo de cuando en cuando. Su ausencia hace que
se sequen nuestras membranas mucosas. Por desgracia me quedé sin la mía cuando
me capturaron.
Oyóse arriba un ruido atronador.
- ¡ Ese maldito aparato ! -dijo Klith.
-Señor -dijo una voz desde la puerta exterior-, el vigía informa que la máquina
volante vuelve a describir círculos allá arriba.
-Ya la oigo -respondió brevemente Klith.
Se oyó la voz del químico, diciendo :
-Me alegra que tuviese usted una botella consigo. Voy a enviar a buscarla.
Klith asestó un manotazo a su banqueta, maldiciendo.
-Escuche -restalló-. Ninguna botella de amoníaco va a ser llevada a ese
extraterrestre. Puede cegarnos a una partida de nosotros con ella, saltar al exterior, y
antes de que sepamos lo qué sucede emplear alguna brujería que haría bajar a ese
artefacto volante.
Snnorriz se puso en pie, enojado.
-Estoy seguro de que jamás se le ocurriría tal cosa a un científico. Ya que lo ha
mencionado usted, desde luego...
-Pero... - clamó patéticamente el extraterrestre -. Me isecaré! ¡No podemos estar
sin amoníaco!
-Muy mala cosa -se mofó Klith.
-Eso -se desató Snnorriz-, es inhumano, un ejemplo de la sicología militar que... ,
-Oh -dijo Klith, sacando las uñas-. ¿Esas tenemos?
Siguió un colosal alboroto, en el curso del cual se llegó,como fuese, a convenir que
el extraterrestre podía tener una botella de amoníaco junto a su cama por la noche,
pero que debía entregarla cada mañana al guardián.
Tras la pelotera, Klith volvió a su asiento, desgarrando algo con las uñas. Grul se
esfumó discretamente. De la otra estancia llegó la voz del desconocido diciendo :
-...no puedo comprender cómo se excita usted tratando con una mente militar. ¡son
tan suspicaces! Pero debo decir que han mostrado ustedes una gran perspicacia en
combinar el sacerdocio y la mancomunidad científica en un sólido jerarcado...
Klith se inclinó hacia adelante, asiendo la mesa con sus uñas, como si quisiera
triturarla también.
Sin embargo, la conversación derivó ahora a un oscuro apartado técnico, y Klith,
aburrido, volvió a su trabajo Entró de pronto Grul, con aspecto serio.
- Señor, acaban de llegar noticias del Laboratorio Tecnológico del Distrito.
comenzaron a investigar el aparato volador del extraterrestre...
-¿Comenzaron? ¿ Qué sucedió ?
-Que todo el aparato se desintegró en un montón de polvo negro.
Klith sintió un escalofrío.
-¡Oh -rezongó sarcásticamente- no son brujos! Todo cuanto han conseguido es
ciencia, sólo que un poco más avanzada... ¡ vaya ! Doble la guardia al exterior de las
puertas.Traiga una sección del pelotón de motines, y vea que estén siempre a mano
cuando se encuentre aquí ese extranjero. Y cuando lo lleven abajo, téngalos en el piso
sobre él. Entre él y nosotros.
-Sí, señor. Pero está completamente desarmado, señor.
-¿Cómo se puede desarmar a un brujo? Todavía tiene su conocimiento, ¿no es
así? ¡ Haga como le digo! ~
-Sí, señor.
De la otra habitación llegó la orgullosa voz de Snnorriz.
-Eso fue ideado en los primeros días del Jerarcado. Los conductos están trazados
de manera que los stobclers tengan fácil acceso a cada celda. Esos conductos se
intercomunican de manera que la presa coge pronto el olor del sznivtig. Pero desde
luego es sumamente problemático que un stobcler surja de un agujero particular. Esto
les tiene a los prisioneros en tensión nerviosa, constantemente agazapados en los
boquetes, esperando. Así no tienen tiempo de causar trastornos.
-Un sistema muy ingenioso -dijo admirativo el extraterrestre-. A los... eh... stobclers
de nuestras prisiones se les introduce de manera muy poco sistemática.
-¡Ya ve usted pues que en algunas cosas les sobrepasamos a ustedes! ¿Le
gustan nuestros stobclers? ¿Congenian con su paladar ?
El extraterrestre vaciló, posiblemente remiso a ofender.
-Al principio el sabor nos parece... ah... un tanto "pasado", pero añadiendo una
buena dosis de "cáustico lunar" como sazonado...
-¿"Cáustico lunar"? -dijo Snnorriz con voz perpleja-.Acaso lo conozcamos bajo otro
nombre.
- ¿Cómo está compuesto ? -preguntó el químico.
-Tres átomos de oxígeno por uno de nitrógeno, y combinado con un átomo de
plata. Espero que les he dado bien los nombres de los elementos.
-Oh, sí. Veamos... ¡ vaya !, lo que usted ha dicho es lo que nosotros llamamos
"celidonato ardiente". ¿Está usted seguro que...?
-Estoy casi seguro.
-Entonces le procuraremos un poco de ello.
Y como Klith se lanzara al dintet, Snnorriz exclamó.
-¡Está bien! ¡Solo en su celda! ¿No querrá usted que se muera de inanición, no es
así?
Tras un violento cambio de palabras con Snnorriz, Klith óbtuvo del prisionero su
palabra de honor de que no arrojaría aquel "celidonato ardiente' a la cara de nadie, y de
que pondría sus recipientes fuera de la celda por la mañana.
Luego, el prisionero dijo con aire de embarazo que tenía algo que pedir.
-¿Qué es ello? -rezong6 Klith.
. -Mis... eh... mis uñas, no son muy eficaces para atrapar a esos stobclers.
-Podía usted cogerlos en su país, ¿no es así? Quiero decir a ellos o a bichos
semejantes.
- ¡ Pero lo que sucede es que los de aquí son tan rápidos! Generalmente nosotros
empleamos algunos medios artificiales.
-Lo que usted quiere es un cuchillo, ¿no es eso? ¡ Nada que hacer!. Le pondremos
en la Antigua Andana, donde son más gordos y lentos -Klith hizo un ademán con la
mano para imponer silencio a Snnorriz-. No en el piso del fondo. Más arriba.
Lo cual satisfizo a todos, y, maldiciéndose a sí mismo, Klith salió, para toparse con
Grul que entraba en el despacho.
-La guardia extra se halla fuera, señor, Y una sección del pelotón de motines está
en camino.
-Bien -Klith barbotó un colérico epíteto-. ¡ Escúcheles a esos! Están prácticamente
como si dijéramos dándose la lengua.
Las amigales voces salían de la habitación contigua :
-Puesto que tanto le gusta el chomizar -decía Snnorriz-, puede llevárselo a su
celda. Resulta sedante fumar mientras se encuentra uno agazapado ante la guardia de
los stobcler. Nosotros los jerarcas, desde luego, no estamos limitados a ningún método
semejante de alimentación consumidora de tiempo.
Pero de cuando en cuando es saludable un poco de primitivismo.
La voz del extraterrestre se elevó agradecida.
-¡Es usted tan considerado! ¿Hay algo que yo pueda hacer por usted?
Snnorriz ronroneó :
-Nos interesaría, puramente por... ah... razones industriales... que se nos
respondiera a unas cuantas preguntas sobre esa... ah... pantalla de energía flexible que
tienen ustedes al exterior de su base principal. Si usted pudiera...
-Me alegrará decirle a usted lo que yo... -El extranjero hizo un raro ruido
-.Dispénseme. Mis tejidos sufren por falta de amoniaco. Quizá si pudiese usted
preparar una lista de preguntas... Después de que yo -se atragantó de nuevo -,
después de un buen descanso y un sabroso stobcler sazonado con una buena cantidad
de " celidonato ardiente..."
-Desde luego -volvió a ronronear Snnorriz-. Lo comprendemos perfectamente.
Le tendremos la lista preparada por la mañana.
EI prisionero fue sacado al pasillo proclamando su gratitud. Snnorriz apareció a la
puerta de Klith, retorciéndose los bigotes y con aire superior.
-La sicología, amigo --dijo-. Sólo hay que hacérnos los agradecidos.
-Escuche -dijo Klith, ignorando a Snnorriz y asiendo por su ropón al químico
-. ¿Hay aIgo que pueda hacer un extraterrestre con un chomizar, una botella de
amoníaco y un "celidonato ardiente", o lo que sea?
-Nada en absoluto -replicó el científico, posando una fulgurante mirada en la mano
de Klith sobre su brazo Klith apretó el pedal bajo su mesa para cerrar el ventilador.
-Si esta vez no resulta así -dijo- Snnorriz se hará cargo de la Prisión Central.
Hedding estaba encantado de ver al propio Snnorriz acompañarle con los
guardianes a la Antigua Andana
-¿Qué le parece esta celda, Hedding?
-¿Podría tener una, más próxima a una lámpara? Mi visión nocturna... .
-Desde luego. ¿Qué le parece ésta? La lámpara de gas envía unos hacecillos
gemelos, directamente al exterior de la puerta de la celda.
-Magnifica. Se lo agradezco mucho.
Snnorriz irradió satisfacción y luego esperó solícitamente a que llegasen, un
cuenco de agua, el chomizar, una buena provisión de "celidonato ardiente', y una gran
botella de amoníaco herméticamente cerrada. Abrió la tapa de hierro sobre el conducto
de los stobcler, e inspeccionó la colocación del sznivtig para proporcionar a Hedding
una buena colocación e impulso contra aquéllos.
Luego Snnorriz y Hedding se estrecharon emocionadamente las manos.
Hedding tosió varias veces al cerrarse con metálico sonido la puerta, respiró
profundamente y quitó el tapón de la botella de amoníaco.
-Ah-h -murmuró.
Snnorriz y los guardias se fueron corriendo por el pasillo, ante el penetrante olor
que se expandió.
Hedding volvió a taponar presurosamente la botella, miró en derredor, y se fijó un
momento en el chomizarcon sus flexibles mangueritas. Tomó la botella ambarina de
celidonato ardiente y desenroscó pensativamente su tapa.
Klith se despertó tras una espasmódica noche de sueño, hizo unos cuantos
ejercicios gimnásticos, se duchó y afeitó, desayunó, y seguidamente bajó a su
despacho. Apenas se había instalado en él cuando apareció Grul.
Klith.
-¿Qué
-El mimado de Snnorrz -respondió Grul- fue hallado poniendo un aplique a la
lámpara de la derecha de su celda. Había hecho una clavija con la tapa del chomizar y
estaba disponiéndola como toma en el reductor del chorro
-¿Clavija? ¿Quiere usted decir que la sacó de la tapa del chomizar? ¿Con qué la
cortó?
-Rompiendo el extremo de una de las manillas de cristal y la empleó para cortar.
Klith sintió que. le hormigueaba la pie
-¿y por qué hizo éso?
-Pretende que la luz le molesta.
-Tráigalo aquí. De prisa.
-Ya está en camino.
Klith sacó su correa.
Entró Hedding con un par de curvas bayonetas apoyadas en sus costados para
que se diera prisa.
Arriba se oía constantemente un ronco zumbido circular
-¡Vaya! -gruñó Klith- ¿Usted hizo, qué?
-Un sortilegio -respondió radiante el extraterrestre-. Y si las patas de esos bichos
buscadores de sznivtig dieran en cruzar el secado polvo blanco formado en la
oscuridad de la noche por la luz de una lámpara de carburo con la manguera de gas en
ebullición de un chomizar, avivado con plata amoniacal lunar, entonces...
Una súbita sacudida hizo temblar el edificio.
Hubo un sonido como el de una boquilla de chomizar aplastada por el pie, y
bruscamente la habitación se llenó de vapores amoniacales.
Hedding se hallaba ya al otro lado de la ventana mientras los de dentro estaban
aún ahogándose. Se situó junto al parapeto y agitó frenéticamente los brazos.
El aparato de observación descendió quedando suspendido muy cerca.
Hedding brincó a su interior.
-.¿Cómo logró hacer. ésto? - dijo una voz a través de un pequeño micrófono
-. Este lugar . está construido como una fortaleza. No hable. Suba.
-.Me hice con material para componer una hornada de acetilo de plata... el
acetileno hierve a través del nitrato de plata amoniacal. Ya sabe cuán sensible es la
materia seca. Insuflé cierta cantidad en conductos cerrados, puse acetileno en su
interior y metí una especie de cebo para que los bichos acudieran rápidamente. Por
fortuna, yo estaba lejos de allá antes de que un bicho diera en el acetilo...
-Ha causado usted una gran grieta en su muro. No le estimarán por esto.
-Siga subiendo. No creo que usted lo haya apreciado..El acetileno es grande para
muchos propósitos. Pero ahí lo tienen embutido en tuberías en una gran sección del
edificio.
-¿Ah, sí?
- -Esa explosión resquebrajará algunas de esas tuberías.
-No lo capto todavía...
-Unas cuantas de esas luces deberían permanecer encendidas. Y el acetileno
tiene una insólita propiedad. Mezclas del tres a ocho por ciento con el aire son
explosivas.
El observador aceleró bruscamente la subida.
El capitán de la guardia, Skeerig Klith, gateó penosamente por entre la maraña de
maderos, piedras y cascotes de yeso, y lanzó una penetrante mirada al primer teniente
Grul, que parecía estar pasmado. Los del auxilio de emergencia estaban poniendo en
cabestrillo el roto antebrazo izquierdo de Grul. Acá y allá había otros accidentados y
heridos con caras despellejadas y vendajes.
La mirada de Klith se tornó ahora funesta, y Grul, que se percató de ello, dijo con
voz ronca : -¿Señor?
Klith gruñó.
-.eche un vistazo a este revoltijo y dígalo de nuevo.
-.¿Decir qué, Señor?
-.Que por muy avanzada que esté, la ciencia no es brujería.
Grul abrió la boca.
Pero no pudo lograr que salieran de ella las palabras.

FIN

http://www.wikio.es Peliculas add page Wikio juegos gratis Blogalaxia  Ruleta  Apuestas Deportivas  Juegos  Peliculas  Turismo Rural  Series Online juegos

.

enlaces

Archivo del blog

Etiquetas

scifi (103) philip k. dick (56) SCI-FI (52) relato (51) Isaac Asimov (42) poul anderson (35) ray bradbury (33) Arthur C. Clarke (29) SCI-FI SPECIAL (29) fredric brown (12) Harry Harrison (11) alfred bester (10) cuento (10) SPECIAL (9) Brian W. Aldiss (7) Issac Asimov (7) douglas adams (7) cronicas marcianas (6) relatos (6) serie (6) star trek (6) star wars (6) varios autores (6) Clark Ashton Smith (5) Crimen en Marte (5) Philip K. Dick. (5) al abismo de chicago (5) antes del eden (5) paradoja (5) 334 (4) Arthur C.Clarke (4) Frederik Pohl (4) Robert A. Heinlein (4) Robert Silverberg (4) Thomas M. Disch (4) YLLA (4) creador (4) david lake (4) el nuevo acelerador (4) fantasía (4) gitano (4) guardianes del tiempo (4) recopilacion (4) Asimov (3) Bob Shaw (3) Civilizaciones Extraterrestres (3) Domingo Santos (3) EL RUIDO DE UN TRUENO (3) Fritz Leiber (3) Gordon R. Dickson (3) H. G. WELLS (3) Herbert George Wells. (3) Jack Vance (3) REINOS OLVIDADOS (3) Richard Awlinson (3) Robert f. young (3) alba de saturno (3) brian aldiss (3) damon knight (3) el enemigo (3) h.g.wells (3) j.g. ballard (3) las naves del tiempo (3) seleccion (3) stephen baxter (3) 100 años (2) 1ªparte (2) 2ªparte (2) ACTO DE NOVEDADES (2) ALGO PARA NOSOTROS (2) Afuera (2) Alfonso Linares (2) BESTIARIO DE CIENCIA FICCION (2) BILL (2) C. S. Lewis (2) CALIDOSCOPIO (2) CELEPHAÏS (2) CENTINELA (2) CHICKAMAUGA (2) CIUDAD IMPLACABLE (2) CUANDO LA TIERRA ESTÉ MUERTA (2) CURA A MI HIJA (2) Cuentos (2) DELENDA EST... (2) DEUS IRAE (2) EL ASESINO (2) EL CENTINELA (2) EL HOMBRE BICENTENARIO (2) EL JOVEN ZAPHOD Y UN TRABAJO SEGURO (2) EL ULTIMO CONTINENTE (2) EL UNICO JUEGO ENTRE LOS HOMBRES (2) El proyecto Prometeo (2) El viaje más largo (2) Fuera de Aquí (2) Fundacion (2) H. P. LOVECRAFT (2) HEREJÍAS DEL DIOS INMENSO (2) HOMBRES y DRAGONES (2) IVAR JORGENSON (2) James Blish (2) John W. Campbell (2) Jr. (2) Juan G. Atienza (2) LAS DORADAS MANZANAS DEL SOL (2) LOS POSESOS (2) La Última Pregunta (2) MUTANTE (2) Masa Crítica (2) No habrá otro mañana (2) Norman Spinrad (2) OBRAS ESCOGIDAS (2) PREMIO HUGO (2) Podemos Recordarlo Todo por Usted (2) REFUGIADO (2) Robert Bloch (2) RÉQUIEM POR UN DIOS MORTAL (2) TEMPONAUTAS (2) ULTIMÁTUM A LA TIERRA (2) VALIENTE PARA SER REY (2) Valentina Zuravleva (2) WARD MOORE (2) ZOTHIQUE (2) algunas clases de vida (2) anochecer (2) antologia (2) avatar (2) belen (2) ciberpunk (2) csifi (2) cuentos cortos (2) el abismo del espaciotiempo (2) el astronauta muerto (2) el factor letal (2) el idolo oscuro (2) el joven zaphod (2) el orinal florido (2) el tiempo es el traidor (2) enlaces (2) entreprise (2) fantasia (2) frederick pohl (2) fundacion y tierra (2) guia del autoestopista galactico (2) howard fast (2) la clave (2) la guerra de las galaxias (2) la maquina del tiempo (2) la rata de acero inoxidable te necesita (2) los depredadores del mar (2) los espadachines de varnis (2) los superjuguetes duran todo el verano (2) lovecraft (2) minority report (2) paul anderson (2) pesadilla despierto (2) robot CITY (2) varios (2) volvere ayer (2) ¿quo vadis? (2) ÁNGELES TUTELARES (2) ..... (1) 03 (1) 2 (1) 2001 (1) 2001 - UNA ODISEA ESPACIAL (1) 2001.una odisea espacal (1) 2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO (1) 2010:odisea dos (1) 27/09/2010 (1) 2ª parte de Guardianes del tiempo (1) 30 Días Tenía Septiembre (1) 3ªparte (1) ? (1) A LO MARCIANO (1) A. E. VAN VOGT (1) A. Hyatt Verrill (1) ABUELITO (1) AC (1) ACCIDENTE DE CHERNOBIL (1) ACCIDENTE NUCLEAR (1) ADIÓS (1) ADIÓS VINCENT (1) AGENTE DEL CAOS (1) AGUARDANDO AL AÑO PASADO (1) AGUAS SALOBRES (1) ALFANA Philip K. Dick (1) ALGUIEN ME APRECIA AHÍ ARRIBA (1) ALGUNAS PECULIARIDADES DE LOS OJOS (1) ALMURIC (1) AMANECER EN MERCURIO (1) ANTES DEL EDEN (1) AQUÍ YACE EL WUB (1) ATAQUE DESDE LA CUARTA DIMENSION (1) AUTOMACIÓN (1) AUTOR AUTOR (1) AVERíA (1) Abandonado en Marte (1) Adam Villiers (1) Aguas Profundas (1) Al Estilo Extraterrestre (1) Alan Barclay (1) Alberto Vanasco (1) Alfonso Álvarez Villar (1) Aventura en la Luna (1) Avram Davidson (1) BILL EN EL PLANETA DE LOS 10.000 BARES (1) BILL EN EL PLANETA DE LOS CEREBROS EMBOTELLADOS (1) BILL EN EL PLANETA DE LOS ESCLAVOS ROBOTS (1) BILL EN EL PLANETA DE LOS PLACERES INSIPIDOS (1) BILL EN EL PLANETA DE LOS VAMPIROS ZOMBIS (1) BUENAS NOTICIAS (1) BUENAS NOTICIAS DEL VATICANO (1) BUTTON (1) Barry Longyear (1) Barry N. Malzberg (1) Basilisk (1) Bill. El Final De La Epopeya (1) Brian Daley (1) Bóvedas de acero (1) CABALLEROS PERMANEZCAN SENTADOS (1) CADBURY EL CASTOR QUE FRACASÓ (1) CADENAS DE AIRE TELARAÑAS DE ÉTER (1) CANDY MAN (1) CANTATA (1) CARGO DE SUPLENTE MÁXIMO (1) CHERNOBIL (1) CIBERIADA (1) CIENCIA FICClON (1) CIENCIA-FICCION (1) CIENCIA-FICClON NORTEAMERICANA (1) CLIFFORD D. SIMAK (1) COLONIA (1) COMPRAMOS GENTE (1) CONFESIONES DE UN ARTISTA DE MIERDA (1) CONFUSIÓN EN EL HOSPITAL (1) COSA CERCANA (1) COTO DE CAZA (1) CREADOR .DAVID LAKE. (1) CUAL PLAGA DE LANGOSTA (1) Carol Emshwiller (1) Christopher Anvil (1) Ciencia Ficción (1) Ciencia-Ficción (1) Cleon el emperador (1) Clive Jackson (1) Cordwainer Smith (1) Cosas (1) Crónicas Marcianas (1) Cuerpo de investigación (1) Cuidado (1) Cómo Descubrimos Los Números (1) DANIEL F. GALOUYE (1) DESAJUSTE (1) DESAYUNO EN EL CREPÚSCULO (1) DETRÁS DE LA PUERTA (1) DIMENSIONAJE (1) DR. BLOODMONEY (1) Dan Simmons (1) David R. Bunch (1) Delenda Est (1) Dentro del cometa (1) Descargo de responsabilidad (1) Dominios remotos (1) Donald F. Glut (1) E. B. White (1) EL ABONADO (1) EL AHORCADO (1) EL ALEPH (1) EL AMO A MUERTO (1) EL ANDANTE-PARLANTE HOMBRE-SIN-PENA (1) EL ARBOL DE SALIVA (1) EL ARTEFACTO PRECIOSO (1) EL BACILO ROBADO Y OTROS INCIDENTES (1) EL CASO RAUTAVAARA (1) EL CLIENTE PERFECTO (1) EL CONSTRUCTOR (1) EL CRIMEN Y LA GLORIA DEL COMANDANTE SUZDAL (1) EL CUENTO FINAL DE TODOS LOS CUENTOS DE LA ANTOLOGÍA VISIONES PELIGROSAS DE HARLAN ELLISON (1) EL DEDO DEL MONO (1) EL DERECHO A LA MUERTE (1) EL DIA DE LOS CAZADORES (1) EL DÍA QUE EL SR. COMPUTADORA SE CAYÓ DE SU ÁRBOL (1) EL FABRICANTE DE CAPUCHAS (1) EL FLAUTISTA (1) EL GRAN C (1) EL GRAN INCENDIO (1) EL HOMBRE DORADO (1) EL HOMBRE PI (1) EL HURKLE (1) EL HÉROE GALÁCTICO ¡EL FINAL DE LA EPOPEYA! (1) EL JUEGO DE ENDER (1) EL LIBRO SECRETO DE HARAD IV (1) EL MUNDO CONTRA RELOJ (1) EL NUMERO QUE SE HA ALCANZADO (1) EL NÁUFRAGO (1) EL OBSERVADOR (1) EL OCASO DE LOS MITOS (1) EL PACIFISTA (1) EL PADRE-COSA (1) EL PEATÓN (1) EL PLANETA IMPOSIBLE (1) EL SEGUNDO VIAJE A MARTE (1) EL SHA GUIDO G. (1) EL SISTEMA SOLAR INTERIOR (1) EL SONDEADOR DE TUMBAS (1) EL ÍDOLO OSCURO (1) EL ÚLTIMO EXPERTO (1) EN PUERTO MARTE Y SIN HILDA (1) ENERGIA NUCLEAR (1) ESTACION DE TRANSITO (1) ESTACION DE TRANSITO 2ª PARTE (1) ESTACIÓN DE TRANSITO (1) EXILIO (1) Edgar Rice Burroughs (1) Edwin Balmer (1) El Electrobardo de Trurl (1) El Ordenador Encantado y el Papa Androide (1) El Parque de Juegos (1) El Planeta Perdido (1) El Regalo de los Terrestres (1) El Ruido del Trueno (1) El ataque del bebé gigante (1) El año del Rescate (1) El canto del chivo (1) El cuento de navidad de Auggie Wren (1) El efecto entropía (1) El exterminador (1) El fin de la eternidad (1) El gambito de los klingon (1) El pesar de Odín el Godo (1) El robot que quería aprender (1) El valor de ser un rey (1) El verano del cohete (1) El árbol de la vida (1) Encuentro final (1) Espacio oscuro (1) Esta noche se rebelan las estrellas (1) Estrella del mar (1) FABULAS DE ROBOTS PARA NO ROBOTS (1) FANTASÍAS DE LA ERA ATÓMICA (1) FLORES DE CRISTAL (1) FUNDACION 1º (1) Farenheit 451 (1) Fases (1) Floyd L. Wallace (1) Formación de la República (1) Fuego negro (1) GASOLINERA GALACTICA (1) GRUPO GALÁCTICO (1) GUERRA DE ALADOS (1) GUERRA TIBIA (1) GUIA DEL AUTOESTOPISTA GALACTICO (1) Gardner F. Fox (1) George Orwell (1) Guion Blade Runner (1) Guión para Alíen III (1) HEMOS LLEGADO (1) HF (1) HOLA Y ADIÓS (1) Harry Bates (1) Herbert George Wells (1) Historia del hombre que era demasiado perezoso para fracasar (1) Huérfanos de la Hélice (1) HÁGASE LA OSCURIDAD (1) HÉROE GALÁCTICO (1) ICARO DE LAS TINIEBLAS (1) IMPERIOS GALÁCTICOS (1) IMPERIOS GALÁCTICOS I (1) INVISIBILIDAD (1) Invariable (1) J.G.Ballard (1) JACINTO MOLINA (1) Jinetes de la Antorcha (1) John Kippax (1) John R. Pierce (1) Jorge Luis Borges (1) Julio Cortázar (1) Kit Reed (1) LA BRUJA DE ABRIL (1) LA CRIBA (1) LA FRUTA EN EL FONDO DEL TAZÓN (1) LA GRANJA EXPERIMENTAL (1) LA LUNA (1) LA MÁSCARA (1) LA NUBE DE LA VIDA (1) LA PAREJA QUE AMABA LA SOLEDAD (1) LA PREGUNTA QUO (1) LA PRUEBA SUPREMA (1) LA RUINA DE LONDRES (1) LA SEGUNDA LEY (1) LA SIRENA (1) LA TIERRA (1) LA VIDA YA NO ES COMO ANTES (1) LARRY NIVEN (1) LAS ARMERÍAS DE ISHER (1) LAS PALABRAS DE GURU (1) LAS TUMBAS DE TIEMPO (1) LAZARUS II (1) LO QUE DICEN LOS MUERTOS (1) LO QUE SUCEDIÓ POR BEBER AGUA (1) LOS CLANES DE LA LUNA (1) LOS HOMBRES METÁLICOS (1) LOS HOMBRES QUE ASESINARON A MAHOMA (1) LOS IMPOSTORES (1) LOS INTERMEDIOS (1) La Fe de nuestros padres (1) La Hormiga Eléctrica (1) La Luz de las Tinieblas (1) La historia de Martín Vilalta (1) La invasión de los hombres de los platillos volantes (1) La isla del Dr. Moreau (1) La máquina del tiempo (1) La última respuesta (1) La única partida en esta ciudad (1) Las Tablas Del Destino (1) Las cascadas de Gibraltar (1) Las corrientes del espacio (1) Los Santos (1) Los crímenes que conmovieron al mundo (1) Los hijos del mañana (1) Los malvados huyen (1) MANUSCRITO ENCONTRADO EN UNA BOTELLA DE CHAMPAGNE (1) MARIDOS (1) MARTE ENMASCARADO (1) MAS ALLÁ DE LAS ESTRELLAS (1) MATRIARCADO (1) MINICUENTOS DE CRONOPIOS (1) MINORITY REPORT (1) MUCHO.MUCHO TIEMPO (1) MUÑECOS CÓSMICOS (1) Mario Levrero (1) Medida de seguridad (1) Miriam Allen de Ford (1) Mucho mucho tiempo (1) Mundos cercanos (1) Murray Leinster (1) NECROLÓGICA (1) NO MIRES ATRÁS (1) NORTEAMERICANA (1) NUESTROS AMIGOS DE FROLIK 8 (1) OH (1) Objetivo la Tierra (1) Octavia E. Butler (1) PAUL NASCHY (1) PLENISOL (1) POST BOMBUM (1) POUL ANDERSON (1) PREMO (1) PROXIMA CENTAURI (1) Pamela Sargent (1) Patrulla del Tiempo (1) Paul W. Fairman (1) Perdido en el banco de memoria (1) Persiguiendo a Bukowski (1) Philip Wylie (1) Phillip K. Dick (1) Polvo mortal (1) Prohibida la entrada (1) R. A. Lafferty (1) RECUERDO A BABILONIA (1) Ray Bradubury (1) Razon (1) Richard Wilson (1) Robert Barr (1) Robert E. Howard (1) Roger Zelazny (1) SACRIFICIO (1) SATURNO (1) SCI-FI SPECIAL - CAMPAÑA PUBLICITARIA (1) SCI-FI SPECIAL.EL CAÑÓN (1) SER UN BLOBEL (1) SFI-FY (1) SIMULACRON-3 (1) SNAKE (1) STEPHEN KING (1) SUPERTOYS LAST ALL SUMMER LONG (1) Sale Saturno (1) Sangre (1) Scifiworld (1) Selección (1) Shakespeare de los monos (1) Si encuentran ustedes este mundo malo deberían ver algunos de los otros (1) Sitges 2011 (1) Solamente Un Eco (1) Soldado no preguntes (1) Stanislaw Lem (1) Star Trek/4 (1) Star Trek/6 (1) Star Trek/7 (1) Starship Troopers (1) Sucedió mañana (1) Sueñan los androides con ovejas eléctricas (1) TANTRA (1) THE THING FROM ANOTHER WORLD (1) TODO VA BIEN (1) TOREO TELEDIRIGIDO (1) TRASPLANTE EXPERIMENTAL (1) Talento (1) Tantras (1) The Best of Jack Vance (1) The Empire Strikes Back (1) Tomás Salvador (1) Treinta Días Tenía Septiembre (1) Tres relatos (1) UN AS DEL AJEDREZ (1) UN AUTOR PRETENDE HABER VISTO A DIOS PERO NO PUEDE EXPLICAR LO QUE HA VISTO. (1) UN TRABAJO SEGURO (1) UNA ODISEA ESPACIAL (1) URSULA K. LEGUIN (1) Un Trozo de Noche (1) Una Princesa De Marte (1) VETERANO DE GUERRA (1) VICTOR HUGO (1) VIERNES (1) VINCENT (1) VINIERON DEL ESPACIO EXTERIOR (1) VOLVERÉ AYER (1) VOTACION JERARQUICA (1) Vance Aandahl (1) Viernes 13 (1) Vivian Ibarra (1) Volumen I de Avatar (1) Volumen II de Avatar (1) Volumen III de Avatar (1) Vonda N. Mclntyre (1) W.G. Wells (1) William Gibson (1) Y la Roca Gritó (1) YO OS SALUDO (1) Yo robot (1) ZAPHOD Y UN TRABAJO SEGURO (1) a.beltran chandler (1) a.e.van vogt (1) alan dean foster (1) alerta (1) alguien me aprecia ahi arriba (1) alien mind (1) alto (1) amanece en mercurio (1) amarillo (1) ambrose bierce (1) amor.i love... (1) andre carneiro (1) antigravedad (1) aprended geometria (1) aprendiz de jedi (1) astronauta (1) atipico (1) autor. autor (1) aventuras (1) ayuda alienigena (1) azael (1) azul (1) babel-17 (1) bajo (1) bautizo (1) biografia (1) blanco (1) borges (1) ciberia (1) ciberpuk (1) ciencia ficcion (1) cirncia ficcion (1) ciudad (1) coeficiente intelectual (1) coleccion (1) comienzo (1) compre jupiter (1) computador (1) constelacion (1) crono (1) cronopolis (1) cuando chocan los mundos (1) cuando la tierra este muerta (1) cumpleaños (1) cómo ocurrió (1) dark vader (1) delfos (1) demonio (1) edward bryant (1) el arbol de la buena muerte (1) el brujo cautivo (1) el color de mas alla del espacio (1) el cuento final (1) el detalle (1) el dia de los trifidos (1) el dragon (1) el experimento (1) el experimento maligno (1) el hacedor de universos (1) el hombre del agujero (1) el hombre mecanico (1) el imperio contra ataca (1) el jardin del tiempo (1) el mundo de satan (1) el pacto de la corona (1) el pasado muerto (1) el pesar de odin el godo (1) el planeta errante (1) el renegado (1) en (1) enterprise (1) eric lavin (1) espacio (1) estraterrestre (1) exiliados al infierno (1) f.valverde torne (1) fantasma (1) fenix brillante (1) fin (1) fred saberhagen (1) fredic brown (1) fritz leibert (1) google (1) gris (1) grupo galactico (1) guardianes del tiempo ii (1) guerras (1) h.p (1) hageland (1) hector g.oesterheld (1) hijo de sangre (1) historia ficcion (1) historias de un futuro projimo (1) humillacion (1) imagenes (1) iq (1) john boorman (1) john e.muller (1) john varley (1) julio de miguel (1) la aventura del asesino metalico (1) la batalla final (1) la calavera (1) la cruzada de liberty (1) la espada oscura (1) la hormiga electrica (1) la jaula (1) la luz (1) la mente alien (1) la morada de la vida (1) la máquina de cazar (1) la oscuridad (1) la piedra de las estrellas (1) la rata de acero inoxidable (1) la telaraña de los romulanos (1) la tumba del astronauta (1) la ultima medicina (1) la ultima pregunta (1) la vision del eden (1) las ruinas circulares (1) lester del rey (1) los hombres de la tierra (1) los hombres metalicos (1) los inmortales (1) ls criba (1) luna de miel en el infierno (1) luz de otro dia (1) marte (1) martin amis (1) moscas (1) niebla.hierba y arena (1) no habra tregua para los reyes (1) noche de verano (1) normal (1) norteamericano (1) novela (1) novela corta (1) novelas (1) ofiuco (1) oraculo (1) original pelicula bladerunner (1) otros (1) ovni (1) paul auster (1) perturbacion solar (1) pesadilla en rojo (1) philip j.farmer (1) planeta prohibido (1) policia 1999´ (1) polis (1) portico (1) postnuclear (1) psifi (1) punto decisivo (1) ratas espaciales (1) recopilador (1) replicantes (1) requiem por un dios mortal (1) retato (1) robin scott (1) robots (1) rojo (1) rusa (1) saliva (1) samuel r. delany (1) segunda fundacion (1) sida (1) slan (1) srar treck (1) stanley weinbaum (1) star trek/8 (1) starcraft (1) tanque comun n.º2 (1) tenefonía móvil (1) terrestre (1) tiempo (1) tragedia en el dark star (1) trangulo (1) una cruz de siglos (1) una galaxia llamada Roma (1) una marciana tonta (1) una odisea marciana (1) vale la pena leerme (1) venganza (1) verde (1) viajeros en el tiempo (1) viajes en el tiempo (1) viajes temporales (1) vih (1) vinieron del espacio esterior (1) vol.1 (1) wallpapers (1) y la roca grito (1) y mañana seran clones (1) yo os saludo.maridos (1) zardoz (1) ¡TIGRE! ¡TIGRE! (1) ¿Dónde están los dioses?busquedas (1) ¿HABRA SIDO UN ANDROIDE? (1) ¿LE IMPORTA A UNA ABEJA? (1) ¿QUIERE USTED ESPERAR? (1) ¿Quién hay ahí? (1) Ábrete a Mí. Hermana Mía (1)

-

GALERIAS/IMAGENES/WALLPAPERS/AVATARS

GALERIA 1 GALERIA 2 GALERIA 3 GALERIA 4 GALERIA 5 GALERIA 6 GALERIA 7 GALERIA 8 GALERIA 9 GALERIA 10 GALERIA 11 GALERIA 12 GALERIA 13 GALERIA 14 GALERIA 15 GALERIA 16 GALERIA 17 GALERIA 18 GALERIA 19 GALERIA 20 GALERIA 21 GALERIA 22 GALERIA 23 GALERIA 24 GALERIA 25 GALERIA 26 GALERIA 27 GALERIA 28 GALERIA 29 GALERIA 30 GALERIA 31 GALERIA 32 GALERIA 33 GALERIA 34 GALERIA 35 GALERIA 36 GALERIA 37 GALERIA 38 GALERIA 39 GALERIA 40 GALERIA 41 GALERIA 42 GALERIA 43 GALERIA 44 GALERIA 45 ENTREVISTA CON EL VAMPIRO

GOTICO

↑ Grab este animador del título

EL MUNDO AVATAR

↑ Grab este animador del título

100 AUTORES

↑ Grab este animador del título

666

↑ Grab este animador del título

A CUERDA Y CUCHILLO

↑ Grab este animador del título

APOCRIFOS-GNOSTICOS

↑ Grab este animador del título

ART-HUMAN-LIGUE

↑ Grab este animador del título

BUSQUEDAS/PETICIONES

↑ Grab este animador del título

CLOUD

↑ Grab este animador del título

DARK BIOGRAFHY

↑ Grab este animador del título

DESDE EL LADO OBSCURO

↑ Grab este animador del título

EL BARDO

↑ Grab este animador del título

EL MUNDO AVATAR 2

↑ Grab este animador del título

EN LOS LIMITES DE LA REALIDAD

↑ Grab este animador del título

HABLANDO

↑ Grab este animador del título

IMAGENES DE CULTO

↑ Grab este animador del título

LA BIBLIOTECA SIGLO XXI

↑ Grab este animador del título

LA ESCUELA DE LA OSCURIDAD

↑ Grab este animador del título

LICENCIAS ,CONDICIONES Y POLITICA DE CONTENIDOS

↑ Grab este animador del título

LINKS - ENLACES

↑ Grab este animador del título

La Vida....vivir con Sida

↑ Grab este animador del título

MADE IN JAPAN // ORIENTE

↑ Grab este animador del título

MITOS Y LEYENDAS

↑ Grab este animador del título

RIMAS , FRASES , CITAS ...

↑ Grab este animador del título

SCI-FI SPECIAL

↑ Grab este animador del título

SIR SNAKE PETER PUNK

↑ Grab este animador del título

SUCESOS

↑ Grab este animador del título

THE DARK-SIDE // LITERATURA // ESCRITOS

↑ Grab este animador del título

TODO AVATARS

↑ Grab este animador del título

UN POCO DE ... " TODO "

↑ Grab este animador del título

UTILIDADES Y "CURIOSIDADES"

↑ Grab este animador del título

EL CUENTACUENTOS

↑ Grab este animador del título

.

¡Gana Dinero con MePagan.com!